google-site-verification=iTs1p5AaVpoNdx677VnQefa5LxJ4NnW1waWHWJYtydA Dos pasos que pueden ayudarte a ahorrar en tu factura eléctrica
  • Lucía González

Dos pasos que pueden ayudarte a ahorrar en tu factura eléctrica

Actualizado: 13 de mar de 2018

Los consumidores, en general, cuando reciben su factura eléctrica, lo único que supervisan es el importe total pagado, comparando si ha sido mayor que el mes anterior o el mismo mes del año pasado, lo cual no es correcto, ya que aunque hay diferencias en el importe, lo importante es observar si hay diferencias en el consumo y en el precio facturado por la compañía eléctrica (normalmente al alza en el caso de renovaciones).


La mayoría de los consumidores podrían ahorrar en su factura eléctrica, revisando unos sencillos parámetros.


La potencia contratada o tarifa


Optimizar este concepto es fundamental, ya que teniendo la potencia y tarifa ajustada, no pagaremos de más por una potencia que no usamos.


Por ejemplo, en residencial, podemos encontrarnos con una potencia contratada mayor a la que usamos, si bajáramos 1 kw, consecuentemente obtendríamos un ahorro mínimo de 48 € al año (este ahorro dependería del precio en potencia contratado con la eléctrica, el ejemplo se ha calculado con el precio en potencia del peaje según BOE 38,043426 €/kw·h y año).

Los precios de la contratación con la eléctrica


Los contratos con las eléctricas se formalizan de forma que la duración es anual en la mayoría de las contrataciones, aunque hay excepciones, que han de estar plasmadas en las condiciones generales del mismo. Esto implica que al finalizar el año, normalmente, el precio será modificado, previo aviso de la compañía, según las tendencias del mercado eléctrico, normalmente al alza, o sin previo aviso, ya que la finalización de los descuentos iniciales, de duración anual, finalizan, y dejan de aplicarse en los años posteriores.


Para las contrataciones en baja tensión, nuestra recomendación en el primer año, es avisar de la no renovación del contrato con la eléctrica, al menos 15 días antes de la finalización del mismo, y para años posteriores, al menos 15 días antes del cambio de comercializadora eléctrica, para solicitar nuevos precios y buscar en otras compañías las diferentes las ofertas de captación.


Una vez que se tengan las diferentes ofertas, se realiza una simulación de la factura englobando el consumo anual (este dato se estima según el consumo del último año) y sumando todos los conceptos de la misma.


Calculado todos los importes de la simulación de las distintas ofertas, se tendrá en cuenta el del total más bajo, quedando pendiente de revisión las condiciones generales. Se ha de revisar si hay subidas de precio por revisión del precios del mercado eléctrico OMIP u OMIE, subida del IPC el 1 de enero, si hay algún servicio/s que se ha de contratar para la aplicación de la oferta u otras condiciones que puedan afectar negativamente a nuestra oferta.


En cualquier caso y después de revisar detenidamente estos conceptos, sabremos qué oferta es la adecuada para nuestro suministro y proceder a la contratación del mismo.


Os recomendamos que en caso de dudas, nos escribáis para cualquier consulta relacionada con vuestra contratación.